Omega-3 un suplemento benéfico para la salud

Elegir el suplemento alimenticio adecuado siempre es una tarea difícil, no solo basta con elegir cuál comprar, también es importante conocer sus beneficios para saber cómo consumirlo y las cantidades adecuadas.

Promoción My Muscle Factory

En esta ocasión hablaremos sobre un suplemento adecuado para potenciar tu salud y a la vez tu desarrollo muscular. Se trata de los ácidos grasos, quizá ya te hayas preguntado: “¿para qué sirve el Omega-3?” también es ideal conocer las cantidades recomendadas y sus efectos en nuestra salud, se trata de un suplemento muy completo que puede ayudar a mantenernos saludables y más fuertes.

El aceite de pescado es un término utilizado para referirse a la  solución de ácidos, llamados ácido eicosapentaenoico (EPA) y ácido docosahexaenoico (DHA) ambos ácidos grasos omega-3 se encuentran en niveles muy altos en peces, en comparación con los animales terrestres.

Estas sustancias consideradas ácidos grasos pertenecen a la serie Omega-3 o también conocidos con las siglas: n3. En términos químicos ambos ácidos son similares en estructura, aunque el DHA es un poco más largo (eico – se refiere a un ácido graso con 20 carbonos en su cadena, mientras que docosa – se refiere a una cadena de carbono de 22 de longitud), este tipo de composición podrá darnos una referencia sobre el funcionamiento de este suplemento.

El término “eicosanoide” se refiere a cualquier molécula derivada de lípidos, siempre que tenga más de 20 carbonos de longitud y sirva como molécula de señalización. Ambos son ácidos grasos poliinsaturados. El omega-3 es un ácido graso esencial, se obtiene de los alimentos y es sintetizado a partir de ácido linoleico.

Funciones primordiales de ambos ácidos grasos de la serie Omega-3

Por un lado el DHA está presente en una pequeña cantidad en la mayoría de los tejidos musculares, además se encuentra en mayor medida en la  estructura cerebral, formando parte de las membranas celulares, participando en la función de transmisión de señales, así como en el crecimiento neuronal, además, modifica la movilidad de las proteínas.

Estudios han revelado los efectos del DHA en la depresión y el estrés, observados en el rango de 1.5 gramos diarios, y no parecen ocurrir con dosis menores de 150 mg de DHA al día. En lo que respecta al estrés, tanto la EPA como el DHA parecen tener implicaciones. La EPA modula algunas de las funciones inmunitarias asociadas con el estrés y el DHA está ligada a disminución de las reacciones agresivas durante los momentos estresantes. Así que ya lo sabes podría ayudarte a nivelar el estrés el cual influye en la salud de tus tejidos musculares.

Parece controlar los niveles de colesterol, sin embargo, aún no hay estudios suficientes para evidenciar su aportación a la hora de evitar enfermedades cardiacas.

El aceite de pescado puede ejercer un efecto antiinflamatorio localizado, que podría ayudar indirectamente al metabolismo de las grasas en personas que se caracterizan por una inflamación excesiva (es decir, personas con síndrome metabólico).

A estos beneficios se le suma las cualidades del Omega-3 sobre las piel, ya que previene la aparición de arrugas a temprana edad al ayudar a mantener la elasticidad de la piel.

El consumo de n3 se encuentra ligado a la pérdida de grasa debido a su relación directa con la reducción de los triglicéridos en el torrente sanguíneo. El cuerpo tienen la capacidad de convertir estos ácidos grasos  energía, pero cuando se superan los niveles necesarios de grasa y no se realiza el entrenamiento adecuado, estos ácidos grasos tienden ser acumulados en forma de grasa cuando la ingesta de ácidos grasos es mayor que el gasto de energía.

El nivel adecuado de DHA y EPA te ayuda a transformarlo en energía de una forma más fácil y eficiente. El aceite de pescado puede aumentar la pérdida de grasa en individuos, aunque aún se necesita más investigación para confirmar este efecto.

Por si fuera poco, este suplemento mejora la calidad del sueño, un proceso vital para la recuperación de tus músculos. Descansar bien evita que la liberación de cortisol a lo largo del día, esta es una hormona relacionada con el estrés la cual, puede influir en la insulina y la glucosa. Esto podría provocar más hambre durante el día y que puedas caer en un excedente calórico, además que un buen sueño es vital para la recuperación de los tejidos musculares.

¿Es necesario consumir suplementos de Omega-3?

Como en la mayoría de los suplementos hay opiniones encontradas respecto a la necesidad de consumir o no suplementos de n3. Se ha comprobado que hay poca referencia de casos de baja producción de DHA, situación que podría presentarse en personas vegetarianas, pues este suplemento no está considerado vegano por ser de origen animal. Las verdaderas deficiencias de omega-3 (que están relacionadas con la deficiencia de DHA) solo pueden ser inducidas a través del agotamiento multigeneracional de los aceites de pescado dietéticos, es decir, personas que por generación han consumido poco Omega-3. Los problemas de procesamiento visual son los efectos cognoscitivos más adversos que pueden resultar de este agotamiento. Nos encontramos frente a una reacción adaptativa del cuerpo humano, pues aunque una persona vegana no consuma los suficientes ácidos grasos de este tipo es capaz de generar suficiente DHA.

Es posible que no sea necesario conseguir suplementos de n3 sí en tu alimentación consumes una cantidad adecuada de pescado.

Son de vital importancia, pues desde los cincuenta se conocen los efectos del aceite de pescado y se aconseja un consumo habitual de este alimento. La OMS ha consensuado la recomendación de aproximadamente entre 400 a 1.000 mg de n-3 por semana en adultos, mediante el consumo de pescado.

Algunos alimentos con Omega-3 son el salmón, las sardinas y las nueces, pero cuando no se consumen suficientes grasas es probable que no consumas la dosis necesaria para que todo funcione correctamente. Esto quiere decir, que si tu consumo habitual de pescado por semana no cumple con esta recomendación es posible suplementar tu alimentación con capsulas de Omega-3.

La cantidad recomendada se encuentra entre 1 a 2 gramos diarios. La EPA y el DHA tienden a digerirse y tomarse como grasas dietéticas normales, se ingieren en los intestinos y luego en células grasas y células musculares por quilomicrones (una molécula transportadora) antes de que el resto quilomicrón vaya al hígado.

Si los aceites de pescado son microencapsulados (lo que ocurre en algunos alimentos funcionales para evitar un sabor a pescado) tienden a ser absorbidos en el intestino delgado superior, aunque una gran parte se incorpora también en la pared intestinal.

Conclusiones

Los ácidos grasos Omega-3 son esenciales para un buen funcionamiento del sistema nervioso, pero además tiene  beneficios adicionales en el cuerpo que podrían ser un impulso a tus rutinas de crecimiento. En resumen, parece tener beneficios sobre el sistema cognitivo y visual; también es un antiinflamatorio natural; además influye sobre el sistema inmune en la prevención de alergias y control de enfermedades autoinmunes.

Las principales funciones para quién se dedica al Bodybuilding es una mejora en la calidad del sueño que te ayuda a disminuir el cortisol, eliminando el estrés y generando una mejor recuperación. Por otro lado, también puede venir bien en la etapa de definición por su disminución en los triglicéridos que a la largo plazo pueden ayudarte a bajar de peso.

Es importante que si decides consumir este suplemento prestes mucha atención en la información nutrimental de las pastillas o cápsulas que adquieras, pues es posible que te fíes del precio más económico, sin embargo, suele suceder  que no contienen la cantidad suficiente de la sustancia que necesitas, entonces debes consumir más de una cápsula y es posible que el “ahorro” al final solo resulte un gasto doble. Conviene invertir un poco más en productos de calidad que te aporten las cantidades suficientes para obtener verdaderos resultados. Compartenos tu experiencia en el blog, estaremos al pendiente de dudas, sugerencias o comentarios. Recuerda no rendirte hasta superar tus propias expectativas, cuida lo que comestible y tus entrenamientos.

Artículo recomendado:

¿Qué Grasas Necesitas?

       Referencias

Grecia Quintero Alcántara

Grecia Quintero Alcántara

Colaboradora en redacción de contenidos para My Muscle Factory.

Déjanos un comentario