4 alimentos que te ayudan a quitar el apetito

Energy Fitness Viviendo la experiencia energy

Lograr el cuerpo que quieres requiere sacrificio, dedicación y constancia. Imagínate, si esto fuera fácil cualquiera tendría un abdomen definido, pero no es así, entonces debes hacer cosas diferentes para lograr lo que quieres. Es muy fácil echar a perder tu progreso si no haces las cosas como deben ser. El pilar más importante para tu cambio físico es la alimentación. Es verdad, nada cambia tanto a las personas como la comida; ni el entrenamiento ni los suplementos tienen tanto poder como para moldear tu cuerpo.

Promoción My Muscle Factory

Entonces, para lograr cualquier objetivo, ya sea perder grasa o ganar músculo, tu planeación debe de incluir una alimentación adecuada y enfocada a tus requerimientos. Si bien debes ser estricto con tu alimentación, esto no significa que tus menús de comida deben ser insípidos y aburridos. De hecho hay mil y un formas para seguir una dieta y comer delicioso. Por ejemplo, digamos que tu plan de alimentación te menciona comer lo siguiente:

  • 150 gramos de pollo
  • 1 taza de verduras
  • 2 rebanadas de pan

La manera más fácil de comer esto sería cocinar el pollo, calentar 1 taza de brócoli y tomar dos rebanadas de pan de la alacena ¿no?. No te vamos a decir que no es buena idea hacer eso, pero si quieres darle un giro a esto, podrías hacer lo siguiente: Cocinar el pollo con pimientos, cebolla, sal y pimienta. Rebanar jitomate, lechuga y tomar un puño de germen de soya. Tostar las rebanadas de pan integral y ponerles mostaza. Con todo eso podrás armar un sandwich que puede incluir un poco de chiles en vinagre o salsa.  Al final comerás lo mismo pero más rico.

De esto se trata la alimentación, utilizar todos los recursos disponibles para hacer tu dieta rica y divertida. Es aburridísimo comer desde tu lata de atún todos los días. Aprende nuevas formas de preparar tus alimentos, y si no tienes tiempo, cocínalos con anticipación. Una cosa si es segura, el tamaño de tus resultados será del mismo tamaño de tu esfuerzo.

Bien, ya hablamos de darle un vuelco a la manera en que preparas tu dieta, pero qué pasa cuando entras en una etapa de ansiedad y quieres comer lo que sea. ¿De qué manera podrías quitar el apetito sin comer chatarra?. Pues bien, esta es otra de las estrategias que debes saber usar cuando estás bajo un régimen alimenticio. Es claro que no es posible matar tu apetito con papas, dulces, panes y demás productos industralizados. Para esto hay otras alternativas más saludables y bastante ricas.

Si ya terminaste tu comida pero aún tienes hambre hay varios recursos que puedes utilizar y no fallar en el proceso. Aquí te recomendamos 4 alimentos que puedes comer libremente entre comidas para reducir tu apetito de manera saludable:

1. Gelatina Light 

La gelatina light es una excelente opción para apagar tu apetito por algo dulce. Debido a que no contiene nada de azúcar su consumo no afectará tu ingesta de calorías. Es importante que su preparación sólo sea a base de agua para que pueda funcionar como un snack entre comidas. Si agregas leche en su preparación su consumo no podrá ser libre. Además de esto, la gelatina contiene prolina y glicina, dos aminoácidos que ayudarán a mantener tus cartílagos y articulaciones saludables.

2. Chicles sin Azúcar 

Ok, te vamos a ser sinceros, no es muy recomendable estar mascando chicle todo el día. Pero si lo usas como un remedio para aplacar tu apetito por unas horas puede ser un gran recurso. Hay varios estudios que respaldan el hecho de que mascar chicle reduce el apetito. La idea aquí es que consumas chicles sin azúcar. No nos pagaron para recomendar marcas, pero los chicles Trident son de tus mejores opciones.

3. Verduras y Frutas*

Seguro pensarás que una ensalada de lechuga no va hacer nada para calmar tu apetito, aunque una ensalada con lechuga, jitomate cherry, germen de trigo, pepino y aderezo de mostaza con vinagre balsámico no estaría nada mal, eh. Pero bueno, no nos referíamos tanto a esto, sino a el uso de estos alimentos como una forma de “postre”. Por ejemplo puedes rayar pepino, zanahoria o jícama, agregarle jugo de limón y chile piquín (sin azúcar). Además de que esta combinación es deliciosa, estos son alimentos crocantes, lo que ayuda psicológicamente a reducir tu apetito. Y no te preocupes, puedes comer tanto como quieras (al menos que tu dieta indique lo contrario).

4. Bebidas sin Azúcar 

Llegamos a la parte interesante de este asunto. Las bebidas azucaradas, ene espacial los refrescos y jugos son altamente consumidos de manera indiscriminada. Si bien son ricos, no ayudan para nada en el proceso de quema de grasa. Es por eso que cuando dejas de tomarlos hay una pérdida de peso y grasa importante.

Pues bien, cuando te decimos que puedes ingerir bebidas sin azúcar o light, es en serio, pero debes hacerlo con MODERACIÓN. Al igual que la gelatina light, estas bebidas no contienen azúcar, por lo que su impacto en tus calorías diarias es casi nulo. Estas son un gran recurso para cuando necesitas consumir algo “dulce” de manera desesperada. Al final no son otra cosa que agua con colorante y gas.

Es importante mencionar que aunque estas bebidas no contengan azúcar no quiere decir que sean productos recomendados para tu nutrición. El exceso de gas y edulcorantes artificiales no es recomendado, y hay varios estudios que desaprueban su consumo por problemas a la salud en el largo plazo. Lo que te tratamos de decir es que sí puedes consumirlos, pero no diario. La recomendación sería de tomar 1 bebida de este tipo a la semana, máximo dos.

Ahora ya sabes algunas técnicas para controlar tu apetito y seguir tu dieta como se debe. Una dieta no tiene que ser aburrida y sin sabor, sólo debes saber qué y cómo comer para que disfrutes el proceso. Esperamos que con estos consejos llegues a tu meta más rápido.

No olvides compartir tus experiencias así como los recursos que usas para seguir tu plan de alimentación a la perfección.

 

Martín Hernández

Martín Hernández

Me gusta levantar pesas y tomar SHAKES de proteína, esta última es la razón por la que voy al GYM. También soy el fundador de My Muscle Factory.

Déjanos un comentario