¿Te conviene descansar el uso de proteína en polvo?

My Muscle Factory

Suena coherente ciclar los suplementos que utilizamos para evitar que nuestro cuerpo se acostumbre y genere tolerancia a las fórmulas e ingredientes, además que de esta manera se obtiene la mayor efectividad de nuestros productos y por ende mejoran nuestros resultados. La proteína de suero de leche es de los suplementos más consumidos en todas las disciplinas deportivas, ya que aumenta el consumo total de proteína diario y aporta aminoácidos esenciales que mejoran la construcción y recuperación muscular. Seguro has pensado en descansar y dejar de usar tu proteína por un tiempo, y tiene sentido hacerlo con la mayoría de nuestros suplementos, pero en realidad la proteína no necesita ciclarse.

Promoción My Muscle Factory

La proteína de suero de leche (WHEY)

La proteína del suero proviene de la leche que se hierve. Una parte se cuaja y se elimina, pero el líquido restante se cuela y se deshidrata para crear el polvo de proteína que puede ser vendido como natural o con sabores artificiales. La proteína de suero de leche puede incluirse en licuados, budínes, yogurt, cereales o cualquier receta que queramos. Para la mayoría de los atletas, la proteína de suero de leche  ofrece una forma de fácil digestión con todos los aminoácidos que el cuerpo necesita. Particularmente la mayoría de las proteínas son altas en aminoácidos de cadena ramificada (BCAAs), lo que puede ayudar a mejorar el rendimiento y la recuperación después del ejercicio. Otros estudios también han demostrado que la proteína de suero de leche también puede mejorar la inmunidad debido a su alto contenido de un compuesto llamado glutatión.

¿Cuánta proteína necesitas? 

Tomas tus shakes de proteína, ¿pero sabes por qué?. La idea de consumir proteínas después de un entrenamiento intenso recae en que ayuda a reparar los músculos y apoya la recuperación. No darle a tus músculos la proteína que necesitan puede dar lugar a un balance proteico negativo en el que la degradación de proteínas por el ejercicio es mayor que la síntesis de proteínas. Cuando tienes este saldo negativo, los músculos no pueden crecer y de hecho puede ser más difícil recuperarse para la próxima sesión de entrenamiento.

Se recomienda a las personas que realizan actividades físicas intensas consumir entre 1.5 a 2 gramos de proteína diarios por kilogramo de peso corporal, claro, la cantidad dependerá del tipo de ejercicio que se realice y metas que se tengan. Algunos culturistas consumen más, pero la ciencia no apoya la necesidad de tales cantidades. La proteína es esencial en tu día por lo que comer pollo, carne, pescado y lácteos se ha vuelto indispensable.

La Conclusión

Si bien los polvos de proteína se consideran suplementos, al final del día contienen proteína derivada de la leche o carne. Entonces, si no ciclas tu consumo de pollo, carne y huevo, tampoco tendría sentido ciclar el consumo de tu proteína en polvo. Ahora bien, no estamos diciendo que puedes consumir el mismo suplemento siempre. Existen diferentes tipos de proteínas, que contienen mayor gramaje así como diferentes fórmulas con aditivos que mejoran el valor de cada producto.

Lo ideal sería cambiar entre tipos de proteína y fórmulas para identificar cuál es la mejor alternativa para cumplir tus objetivos. De hecho, lo que si puedes ciclar es la cantidad de proteína que consumes. Puedes disminuir tu consumo de proteína en polvo mientras aumentas tu consumo de proteína a partir de alimentos por una semana, para que la siguiente semana aumentes tu consumo de proteína en polvo en conjunto con tus alimentos. Esta estrategia puede mejorar tus ganancias musculares y retención de proteína muscular.

Martín Hernández

Martín Hernández

Me gusta levantar pesas y tomar SHAKES de proteína, esta última es la razón por la que voy al GYM. También soy el fundador de My Muscle Factory.

Déjanos un comentario