¿El Semen tiene efectos sobre el desempeño y desarrollo físico?

My Muscle Factory

Uno de los mitos más escuchados en la actualidad es acerca de las propiedades nutricionales que tiene el semen y cómo es que este puede beneficiar la salud, hablando específicamente en las mujeres. Llámalo como quieras, pero todo el mundo se ha preguntado en algún momento de qué está compuesto el semen, qué pasa si este se consume y los efectos que tiene sobre el desempeño físico. Entonces, ¿Una cucharadita de  semen puede proporcionar a nuestros músculos algo de  proteína extra?. A continuación te diremos la respuesta a este misterio.

Promoción My Muscle Factory

¿Cómo se hace el semen?

El semen es un líquido viscos compuesto de esperma (también conocido como las células reproductivas masculinas) y muchas otras secreciones del aparato reproductor masculino que se liberan durante la eyaculación. Este potente líquido está diseñado para hacer más fácil que los espermatozoides lleguen a su destino y fertilizar los ovarios. Si bien no estamos tratando dar clases de biología, es importante reconocer la función principal del semen.

Ahora bien, los espermatozoides se producen en los testículos en unos tubos enrollados llamados túbulos seminíferos. Después de este paso (llamado espermatogénesis), los espermatozoides se quedan por un momento en el epidídimo (una serie de conductos detrás de los testículos), donde maduran durante aproximadamente un día. Cuando existe una experiencia sexual, el esperma viaja a través de los conductos deferentes, los conductos eyaculadores, y finalmente a través de la uretra. Pero eso no es todo, ningún esperma llegaría a su destino sin ningún tipo de ayuda o protección.

A lo largo del trayecto, desde los testículos hasta “la punta”, otras glándulas y conductos contribuyen ciertos líquidos que componen el semen. La próstata produce un líquido ligeramente alcalino denominado líquido prostático, que conforma la mayor parte del volumen de semen. Las vesículas seminales y las glándulas bulbouretrales también producen fluidos que van agregando. Cada uno de estos compuestos tiene una función importante para el desarrollo del bebé: El líquido prostático neutraliza el ambiente vaginal ligeramente ácido, el líquido seminal contiene fructosa (también conocido como azúcar), ácidos grasos y proteínas para nutrir el esperma, y el líquido bulbouretral realiza la limpieza de la orina en la uretra y ayuda a lubricar. Ahora que ya sabemos cómo se hace el semen, vamos a echar un vistazo en el aspecto nutricional.

¿De qué esta compuesto el semen?

No tenemos que explicar cómo y porqué algunas veces el semen termina en los lugares más inesperados. Una eyaculación normal (aproximadamente el valor de una cucharadita) contiene entre cinco y 25 calorías y una cantidad mínima de proteína. El semen es sólo el uno por ciento del esperma; el resto se compone de más de 200 proteínas separadas, así como vitaminas y minerales, incluyendo vitamina C, calcio, cloro, ácido cítrico, fructosa, ácido láctico, magnesio, nitrógeno, fósforo, potasio, sodio, vitamina B12 y zinc. Los niveles de estos compuestos (incluyendo el conteo de espermatozoides y la movilidad) varían dependiendo de la edad, el peso, estilo de vida, dieta y el ejercicio. Dicho esto, estamos hablando de una cucharadita de semen difícilmente va contener la suficiente proteína como para apoyar el desarrollo muscular. Esto va para aquellos que se preocupan por perder sus ganancias musculares al momento que eyaculan. Aún así, recomendamos encarecidamente que te alimentes de la mejor manera antes y después de tu actividad sexual.

Aunque el hecho de ingerir semen es algo grotesco (para algunos), el semen puede tener efectos positivos en el cuerpo. Un estudio mostró que las mujeres sexualmente activas que estuvieron en contacto con el semen en el tracto reproductivo se encontraban menos deprimidas que sus contrapartes que utilizan condones. El contacto con el semen también ha demostrado reducir el riesgo de preeclampsia, una complicación grave del embarazo. Renunciar a un condón no sería una excelente recomendación por las repercusiones graves (el embarazo y las ETS ), así que tomemos estos estudios solo como medios enunciativos.

El Verdicto

Afortunadamente para mujeres y hombres,  a pesar de los compuestos complejos que componen cada gota de una eyaculación, el semen no tiene concentraciones significativas de proteínas o calorías, por lo que este no afectará o beneficiará el desempeño físico, desarrollo o valor nutricional.

Referencias:

– A neglected gland: a review of Cowper’s gland. Chughtai B, Sawas A, O’Malley RL, Naik RR, Ali Khan S, Pentyala S. Department of Urology, SUNY at Stony Brook, Stony Brook, NY, USA. International Journal of Andrology. 2005 April; 28(2):74-7.

– Proteins of human semen. I. Two-dimensional mapping of human seminal fluid. Edwards JJ, Tollaksen SL, Anderson NG. Clinical Chemistry. 1981 August; 27(8):1335-40.

– Dietary patterns and semen quality in young men. Gaskins AJ, Colaci DS, Mendiola J, Swan SH, Chavarro JE. Department of Nutrition, Harvard School of Public Health, Boston, MA, USA. Human Reproduction. 2012 October; 27(10):2899-907.

– Does semen have antidepressant properties? Gallup GG Jr, Burch RL, Platek SM. Department of Psychology, State University of New York at Albany, Albany, NY, USA. Archives of Sexual Behavior. 2002 June; 31(3):289-93.

– Sperm exposure and development of preeclampsia. Einarsson JI, Sangi-Haghpeykar H, Gardner MO. Department of Obstetrics and Gynecology, Baylor College of Medicine, Houston, TX, USA. American Journal of Obstetrics and Gynecology. 2003 May; 188(5):1241-3.

– Correlation between oral sex and a low incidence of preeclampsia: a role for soluble HLA in seminal fluid? Koelman CA, Coumans AB, Nijman HW, Doxiadis II, Dekker GA, Claas FH. Department of Immunohematology and Blood Bank, Leiden University Medical Centre, Leiden, The Netherlands. Journal of Reproductive Immunology. 2000 March; 46(2):155-66.

Martín Hernández

Martín Hernández

Me gusta levantar pesas y tomar SHAKES de proteína, esta última es la razón por la que voy al GYM. También soy el fundador de My Muscle Factory.

Déjanos un comentario