Fuera Grasa: Dieta Cetogénica

My Muscle Factory

Cuando se esta en un programa de perdida de peso, siempre se buscarán resultados rápidos. Pues bien, una opción para esta pérdida de peso rápida es: la dieta cetogénica. Su esencia se basa en reducir los carbohidratos a un nivel insignificante, lo que obliga a tu cuerpo a optar por una fuente diferente de energía, es decir, la grasa corporal. Claro, esta dieta elimina la grasa, pero con algunas desventajas.

Promoción My Muscle Factory

¿Cómo funciona?

El cuerpo utiliza los carbohidratos de diferentes maneras. Puede usarlos inmediatamente como energía en forma de glucosa , puede almacenarlos en forma de glucógeno para su uso posterior, o se pueden almacenar como grasa. Imagina que la glucosa y el glucógeno tienen tanques de reserva que se pueden llenar constantemente. Una vez que ambos se llenan, la energía restante se dirige a la cintura y se posa ahí en forma de grasa (“Lonjitas”). Obviamente, nadie busca que ocurra eso.

Si  se reduce la ingesta de carbohidratos, el cuerpo se adapta y comienza a utilizar la grasa como fuente de energía. Este proceso se denomina cetosis. Ahora bien, imagina tu cuerpo está totalmente desprovisto de la energía que le brindan los carbohidratos. Después de unos días con una cantidad muy baja de este “combustible”, tu cuerpo comenzará a utilizar la grasa para alimentar tus requerimientos. Es entonces que la grasa es ​​convertida en ácidos grasos y cuerpos cetónicos (Los cuerpos cetónicos o cetonas son productos de desecho de las grasas. Se producen cuando el cuerpo utiliza las grasas en lugar de los azúcares para generar energía)  como una opción más de combustible.

A diferencia de los carbohidratos, el cuerpo no almacena cetonas que no se usaron en forma de grasa. En lugar de ello, el cuerpo absorbe la grasa existente (al igual que las grasas que se ingieren) para seguir trabajando, y lo que no se utiliza simplemente es eliminado, ¿Suena excelente no?.

¿Tiene efectos secundarios?

A simple vista la dieta cetogénica puede parecer una excelente opción para eliminar el exceso de grasa corporal, pero quizá no sea la mejor manera algunos deportistas. Este plan se vende como una manera de maximizar la pérdida de grasa, a pesar de ello existen inconvenientes metabólicos y hormonales, especialmente cuando se combina con un entrenamiento anaeróbico. (Muy popular en las comunidades CrossFit).

Así mismo, se asocian efectos secundarios como un aumento del riesgo de cáncer, problemas renales y hepáticos o alteraciones del sistema nervioso central. Encima de todo eso, investigaciones sugieren que una dieta cetogénica puede aumentar las probabilidades de desarrollar cálculos renales dolorosos. La dieta cetogénica muestra resultados favorables, pero hay que considerar que se pierde una gran cantidad de peso de agua y masa muscular junto con la grasa en el proceso. 

¿Hay otra Opción?

No hay necesidad de apostarle todo a una dieta cetogénica para perder grasa. Se puede hacer algo con los carbohidratos y su momento de ingesta para optimizar la pérdida de grasa sin tener que entrar en un estado cetogénico.

Es recomendable que durante el día ingieras snacks a base de nueces y verduras para obtener algo de carbohidratos. Trata que la mayor parte de los carbohidratos que ingieres en el día sean antes y después de tu entrenamiento, ya que esto mejorará tu desempeño y recuperación. Antes de tu entrenamiento come una o dos piezas de fruta para un poco de energía rápida, posteriormente, después del entrenamiento ingiere algunos carbohidratos como arroz, papas o camote para rellenar tus reservas de glucógeno muscular perdido.

A Considerar

Aunque una dieta cetogénica puede reducir la grasa y ofrecer la constitución atlética que se está persiguiendo, sus inconvenientes opacan los beneficios. Si buscas perder grasa y no sabes qué hacer, Nate Miyaki, especialista certificado en nutrición deportiva y autor de The Samurai Diet: The Science and Strategy of Winning the Fat Loss War recomienda pensar en tu cuerpo como el motor de un coche, y los carbohidratos como la gasolina. Si tu coche está estacionado toda la semana no necesitarás cargarlo de gasolina. Sucede lo mismo con tu dieta. Si eres un atleta o una persona activa, seguramente necesitarás carbohidratos.

Foto: Flickr

Martín Hernández

Martín Hernández

Me gusta levantar pesas y tomar SHAKES de proteína, esta última es la razón por la que voy al GYM. También soy el fundador de My Muscle Factory.

Déjanos un comentario