¿Qué comer antes de dormir?

My Muscle Factory

Los alimentos saludables y los hábitos alimenticios promueven el bienestar físico y en muchos casos, un sueño reparador cada noche. Habrás escuchado que la comida consumida por la noche “se convierte en grasa”, provoca aumento de peso o se metaboliza más lento. Si bien, estos conceptos son míticos, lo que si es cierto es que tus hábitos alimenticios durante la noche pueden influir en tu bienestar y las capacidades para dormir y descansar bien. Si eres propenso a comer algo antes de acostarte, aprender formas de hacerlo correctamente es importante. Para obtener los mejores resultados, siempre es bueno buscar orientación de un profesional de la salud calificado.

Promoción My Muscle Factory

Comer antes de acostarse puede servir para numerosas funciones. Muchas veces puede ser más por razones emocionales que fisiológicas la razón por la cual se come durante las horas nocturnas. Comer muy poco durante el día, también lleva a ingerir desmedidamente alimentos en la noche. En algunos casos, ingerir ‘snacks’ saludables puede ayudar a dormir, a relajarse, a dormir más rápido o impedir que se pueda despertar con hambre durante la noche. Dependiendo de la elección de alimentos y las cantidades que se consumen, comer antes de acostarse puede ayudar o entorpecer tu bienestar.

Lo Saludable

El pavo tiene la reputación de inducir sueño, gracias a que contiene el aminoácido triptófano. Pero según la Fundación Nacional del Sueño el pavo como una ayuda útil para conciliar el sueño es un mito. Para que el cerebro pueda utilizar correctamente el triptófano e impulsar otras sustancias químicas que promueven el descanso, como la serotonina, es necesario aumentar la ingesta de carbohidratos complejos, tales como panes y cereales integrales.

Trata de combinar fuentes de triptófano, tales como la leche, los plátanos, la soya, pollo, pavo y la mantequilla de maní, con carbohidratos complejos para obtener beneficios mejorados. Snacks balanceados y de un tamaño apropiado pueden ser la mejor opción para un buen sueño y descanso ya que la proteína y fibra ayudan a mantenerte satisfecho por más tiempo, promover el equilibrio positivo de azúcar en la sangre,  recuperarte y desarrollarte muscularmente. Algunos ejemplos de snacks pueden incluir la avena cocida con leche baja en grasa, mantequilla de maní con pan integral tostado o yogurt natural bajo en grasa con fruta y frutos secos.

Lo Poco Saludable

Ciertos alimentos pueden hacer que sea más difícil conseguir un sueño reparador y hacer que ganes algo de grasa corporal. Si normalmente experimentas ardor de estómago, se recomienda evitar los alimentos grasos y picantes, que pueden desencadenar los síntomas y alterar el sueño. Si eres propenso a tener gases, evita los alimentos fritos y grasos, alcoholes hechos a base de azúcar – los ingredientes y alimentos sin azúcar como los frijoles y las verduras crucíferas, pueden ayudar a prevenir problemas del sueño asociados con síntomas de gases. Bebidas o alimentos con cafeína, como el café, refrescos, té negro, bebidas energéticas y chocolate, también dificultan el sueño, aumentando el estado de alerta.

Los Hábitos Alimenticios

Tus hábitos alimenticios también pueden influir en tu bienestar físico y bienestar emocional durante las horas de la tarde, así como la probabilidad de tener un sueño reparador. Comer en exceso, sobre todo alimentos ricos en grasas o azucarados, puede causar inflamación, malestar estomacal, gases, un sentimiento de culpa y conducir al aumento de peso.

El consumo de grandes cantidades de líquidos, tales como agua, leche, sopa o jugo, pueden desencadenar la necesidad de las idas al baño durante la noche. Se recomienda comer tres comidas al día, con snacks entre comidas, dejando un lapso de 3 horas máximo entre cada ingesta de alimento. Al hacer esto, se reduce el riesgo de comer en exceso durante la noche.

Si buscas obtener ganancias musculares durante la noche y no irte a la cama con hambre, es recomendable consumir Proteína de Caseína antes de ir a dormir. Tiene la facultad de ser una proteína de lenta liberación (lenta absorción en el cuerpo), por lo que te apoyará a tener una mejor recuperación muscular durante la noche y a sentirte satisfecho.

No se trata de irse a dormir con hambre. Se trata de comer lo ideal para mejorar el sueño, el descanso  y el crecimiento muscular.

Martín Hernández

Martín Hernández

Me gusta levantar pesas y tomar SHAKES de proteína, esta última es la razón por la que voy al GYM. También soy el fundador de My Muscle Factory.

Déjanos un comentario