Verano Sin Descanso

Las vacaciones de verano pueden traer tentaciones que te harán mantenerte fuera del gimnasio por un largo periodo de tiempo. Mientras te das un descanso del pesado entrenamiento de resistencia, el cual no es mala idea,seguramente no querrás perder ni el tamaño muscular ni la fuerza en la que trabajaste tanto para desarrollar.

Promoción My Muscle Factory

Un estudio publicado en el Journal Medicine & Science in Sports & Exercise, sugiere que los resultados obtenidos durante 16 semanas de un entrenamiento de resistencia progresivo de tres veces a la semana, puede ser mantenido con solo un tercio del trabajo, claro, esto si no eres un atleta de edad avanzada.

El Estudio

Dos grupos de voluntarios (uno entre un rango de 25-30 años de edad y el otro entre un rango de 60-75 años de edad) realizaron rutinas de ganancia muscular y fuerza durante 16 semanas. Por las siguientes 32 semanas, ambos grupos destinaron entre 1/3 y 1/9 del tiempo acostumbrado en el gimnasio.

Para el grupo del rango de edad de 25-30 años de edad, ambos tiempos (1/3 y 1/9 del tiempo acostumbrado) dedicados  en el gimnasio resultaron bien. Aún más, algunos ganaron más masa muscular ejecitandose solo 1/3 del tiempo que solian hacer durante las primeras 16 semanas. Para el otro grupo, la fuerza se mantuvo por un gran tiempo, pero necesitaban forzosamente al menos 1/3 del tiempo ejercitándose para mantener el tamaño muscular.

La Conclusión

Durante 32 semanas de un entrenamiento de pesas parcial o casi nulo, los sujetos de este estudio se ejercitaron en un periodo decreciente en los momentos que ellos podían realizar el entrenamiento. Esta estrategia se apega mucho a lo que la gente que suele ejercitarse planea hacer estas vacaciones.

No hay nada malo en bajar el ritmo y la cantidad de entrenamiento. Sin embargo debes de estar consiente del tiempo que necesitas estar en el gimnasio sin que este afecte tu desarrollo y fuerza ya obtenidos. Procura dedicarle de 30 a 45 minutos diarios a tu entrenamiento para mantenerte en estas Vacaciones.

Eduardo Hernández

Eduardo Hernández

Déjanos un comentario