La higiene en la cocina y cómo esta afectando tu rendimiento

¿Te ha pasado que comes algo que te gusta bastante, pero al día siguiente te sientes mal y no puedes dejar de ir al baño?. Seguro si, y esto te ha dejado por lo menos un par de días sin entrenamiento. ¿Pero, por qué pasa esto?. Todo esto esta definido por la forma en la que preparamos y consumimos nuestros alimentos. Si eres de las personas que frecuentemete sufre malestares estomacales, deberías de continuar leyendo con detenimiento, si no, aún así vale la pena que entiendas este problema que causa un estimado de 48 millones de enfermos y 3,000 muertes cada año en los Estados Unidos.

Promoción My Muscle Factory

La contaminación de los alimentos

Miles de tipos de bacteria se encuentran en forma natural en nuestro ambiente pero no todas las bacterias causan enfermedades en los seres humanos. El problema se acentúa cuando una bacteria maligna es ingerida por nosotros dando como consecuencia una enfermedad gastrointestinal. Es importante saber que los microorganismos pueden estar presentes en los alimentos desde el momento de su compra. Por ejemplo, las pechugas deshuesadas y la carne molida, envueltas en plástico, inicialmente formaron parte del cuerpo de animales vivos, ya sea de pollos o de reses. Las carnes de aves, pescados, mariscos y huevos en estado crudo no son estériles. Tampoco lo son las verduras y frutas frescas, tales como la lechuga, los tomates, los brotes tiernos y melones.

De igual manera la carne cruda puede contaminarse mientras matan al animal. Las frutas y las verduras pueden contaminarse mientras crecen o se procesan. De este problema no están exentos los productos que han sido cocinados de manera correcta o aquellos que vienen listos para comer, ya que existe algo conocido como contaminación cruzada, que implica que estos productos se contaminen por una mala manipulación de los mismos poniéndolos en contacto con otros productos que estén crudos, contaminados o con jugos de las carnes. También puede ocurrir si se deja los alimentos a temperatura ambiente por más de 2 horas.

¿Cómo sucede esto?

El hecho de que algún microorganismo infecte algún alimento darse de manera directa o indirecta, o en otras palabras, sin que nos demos cuenta. Un estudio reciente de la Universidad Estatal de Kansas (KSU) observó a un grupo de 120 padres mientras cocinaban en una cocina de prueba. Luego de que los participantes terminaran de cocinar, se tomaron muestras con el propósito de encontrar rastros de bacterias no tóxicas en la cocina de prueba y en la comida preparada.

Los investigadores encontraron rastros de bacterias en el 90% de las muestras obtenidas de las ensaladas de frutas preparadas durante el estudio. El 82% de los participantes contaminaron con bacterias el fregadero, el refrigerador, el horno y/o los tiradores del compartimiento para la basura. Se encontró que el foco de la contaminación fueron los paños de cocina ya que fueron contaminados porque los participantes del estudio los usaron para secar sus manos, las cuales no habían sido lavadas de forma apropiada. Estos fueron usados para secarse o limpiarse las manos varias veces, permitiendo que las bacterias se propagaran.

¿Cómo puede afectar tu rendimiento?

Consumir alimentos contaminados puede desencadenar un sin fin de síntomas que sin duda afectarán tu rendimiento en el gimnasio, y en el peor de los casos obligarán a que te ausentes a tus entrenamientos. Entre los síntomas más comunes están:

  • Malestar estomacal
  • Cólicos abdominales
  • Náusea y vómitos
  • Diarrea
  • Fiebre
  • Deshidratación

*Los síntomas varían de leves a severos.

No esta de más decir que en ocasiones el malestar se prolonga si no se lleva un tratamiento adecuado causando que seamos víctimas de la inactividad prolongada y con ello afectar de manera considerable nuestras metas.

 MMF Tip

Trata de no entrenar cuando estes enfermo. Estarás desperdiciando tiempo y energía en recuperarte, ya que tu cuerpo se enfocará en tratar de recuperarse de la enfermedad y no en aumentar la masa muscular, la fuerza y la resistencia. A veces un día de descanso puede ser mejor que nada.

¿Cómo puedes prevenir esto?

Para prevenir enfermedades causadas por alimentos, es importante tomar las siguiente medidas al preparar, cocinar y almacenar comida:

  • Limpiar: Siempre lava tus manos, las verduras y frutas, las tablas para cortar y los utensilios de cocina.
  • Separar: Separa las carnes crudas del resto de los alimentos. Los gérmenes pueden transmitirse de un alimento a otro.
  • Cocinar: La comida debe calentarse y mantenerse caliente. El calor mata las bacterias.
  • Enfriar: Coloca la comida en la nevera inmediatamente después de realizar tus compras.

Cuando vayas al supermercado, evite comprar latas que estén hinchadas o frascos rotos o con tapas sueltas. Verifica los paquetes y lee la fecha de vencimiento de los productos para asegurarte de que el producto no está vencido.

Referencias

– Foodsafety.gov, (2015). New Research Provides Tips for Making Your Home Food Preparation Safer. [online] Available at: http://www.foodsafety.gov/blog/2015/02/new-research-provides-tips-making-your-home-food-preparation-safer.html [Accessed 26 Feb. 2015].

– Fsis.usda.gov, (2015). Las Enfermedades Transmitidas por los Alimentos: lo que Necesitan Saber los Consumidores. [online] Available at: http://www.fsis.usda.gov/wps/portal/informational/en-espanol/hojasinformativas/enfermedades-por-alimentos/enfermedades-transmitidas-alimentos/lo-que-deben-saber-consumidores [Accessed 26 Feb. 2015].

– Nlm.nih.gov, (2015). Food Safety: MedlinePlus. [online] Available at: http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/foodsafety.html [Accessed 26 Feb. 2015]

Eduardo Hernández

Eduardo Hernández

Déjanos un comentario