Endulza sin Azúcar

Energy Fitness Viviendo la experiencia energy

Los mexicanos consumimos entre 42 y 52 kilos de azúcar al año. El aumento en el consumo se debe a que ingerimos muchos alimentos industrializados como caramelos, panes, refrescos, etc. Este aumento va de la mano con el aumento en las enfermedades que amenazan la salud como, la obesidad, la diabetes, e incluso la dependencia del azúcar (Antojo de algo dulce). Pero, ¿Quién quiere evitar completamente esos dulces ocasionales?.

Promoción My Muscle Factory

Mientras que probablemente reducir la ingesta de azúcar blanca refinada es lo más recomendable, existen alternativas que pueden ser una gran ayuda para satisfacer ese gusto por lo dulce sin ir demasiado lejos en el consumo de  calorías y los riesgos de la salud. Hay que tener en cuenta que el sustituto de azúcar ideal variará de una situación a otra (No se le pondrá jarabe de maple al café o  melaza en los pancakes). Aquí están algunas opciones eficaces a tener en cuenta:

Endulzantes y Edulcolorantes Naturales: La Stevia y el Agave, ambos derivados de las plantas de Centro y Sur América, están siendo utilizados bastante, ya que ninguno de estos edulcorantes naturales eleva los niveles de azúcar en la sangre en la medida que el azúcar blanco lo hace, así que hay mucho menos posibilidades de experimentar cambios de humor drásticos o subidas y bajadas repentinas de energía.

– La Stevia se vende generalmente en polvo o en forma líquida y puede ser hasta 300 veces más dulce que el azúcar. Tiene un costo de hasta 5 veces más que sus homólogos artificiales como Splenda, Canderel y  . Pero por suerte Stevia líquida puede durar meses, ya que endulzar una bebida, aderezo, salsa o ensalada sólo requiere unas pocas gotas.

– El Agave también es un gran sustituto del azúcar  porque está formado por fructosa casi completamente. Es recomendable usarlo con moderación. Ya que el agave es más dulce que el azúcar, requiere menos cantidad para alcanzar el mismo nivel de dulzor. Además, su sabor es más suave en sabor, incluso más que muchos otros edulcorantes (incluido el azúcar). Si el consumo de fructosa te preocupa, la abstención al agave puede ser la mejor idea. Aunque el cuerpo tenga dificultad para procesar la fructosa, pequeñas cantidades (como una cucharadita de café o la fructosa natural en una pieza de fruta) son generalmente inofensivas. Sin embargo, el consumo de grandes dosis de fructosa (como en las bebidas muy azucaradas) pueden tener efectos negativos sobre la función del hígado y causar aumento de peso, y también ha sido vinculado a enfermedades obesidad, la diabetes, los riñones y el corazón. Mientras que el azúcar blanco tiene aspectos negativos, también lo tienen algunas alternativas del azúcar y la fructosa es uno de los peores.

Miel: Una opción clásica comprobada y verdadera. Si bien tiene un poco más de calorías que el azúcar, su sabor fuerte significa que con solo un poco bastará. La miel también cuenta con numerosos beneficios para la salud, como las propiedades antibacterianas, sobre todo en su forma cruda.

Jarabe de arroz integral y Jarabe de maple: Para hornear, éstos son los mejores edulcorantes bajos en calorías. El Jarabe de arroz integral, es popular en muchos “alimentos saludables” como las barras naturales de granola y snacks. Se hace cociendo el arroz hasta que se convierte en jarabe. El jarabe de maple ha sido utilizado por mucho tiempo como complemento para pancakes y waffles, pero el uso de una o dos cucharadas para endulzar los productos horneados se ha convertido en una tendencia popular.

Frutas y Productos frutales:  Para los que quieren reemplazar el azúcar de mesa por completo, pueden usar fruta madura o productos frutales como la salsa de manzana o mermeladas (Ten cuidado con el exceso de azúcar) pueden agregar ese sutil dulzor a un pan horneado o yogur natural.

Martín Hernández

Martín Hernández

Me gusta levantar pesas y tomar SHAKES de proteína, esta última es la razón por la que voy al GYM. También soy el fundador de My Muscle Factory.

Déjanos un comentario