De a Pechito

Energy Fitness Viviendo la experiencia energy

Si estas buscando crear unos pectorales grandes, fuertes y definidos a continuación te brindamos un programa que seguramente te apoyará en tu objetivo. Esta rutina está diseñada para disparar el crecimiento y mantener la tensión en los músculos del pecho durante cinco minutos. Asegúrate de utilizar un cronómetro, pues necesitas saber cuándo parar.

Promoción My Muscle Factory

Cómo Hacerlo.

Coloca un Banco inclinado en un ángulo aproximadamente de 30° y toma un par de mancuernas. Escoge el mayor peso que te permita sacar 10 repeticiones de Cristos Inclinado con Mancuerna (Explicado Abajo) ya que utilizarás ese peso para los tres ejercicios. Haz los movimientos en el orden indicado y sigue las instrucciones paso a paso para cada uno. Deberás hacer la rutina completa por 5 minutos y la repetirás 5 veces.

– Ejercicio 1 (Cristos Inclinado con Mancuerna)

Sostén las pesas sobre el Pecho, con los brazos ligeramente doblados. Sin cambiar la posición en los codos, baja las pesas hacia los lados. Después regresa el movimiento hacia la posición inicial. Ejecuta una serie de 8 repeticiones.

* No sueltes las mancuernas; sosténlas directamente arriba del pecho con los brazos estirados y manténte así durante 15 segundos, luego pasa al Ejercicio 2.

– Ejercicio 2 ( Bench Press Inclinado con Mancuerna)

Sostén las pesas arriba del pecho con los brazos estirados. Dobla los codos para bajar las mancuernas a los lados. Haz una pausa y empuja las pesas arriba. Haz cuantas repeticiones puedas. Descansa 15 segundos con las mancuernas arriba de ti. Nuevamente realiza el mayor numero de repeticiones que puedas.

* Descansa 15 segundos con las mancuernas arriba de ti, luego coloca las pesas abajo y pasa al Ejercicio 3.

 

– Ejercicio 3 (Lagartija con Agarre Abierto)

Colócate en posición para hacer lagartijas, con las manos separadas a la altura de tus hombros. Completa el mayor numero de lagartijas que sea posible.

* Descansa 15 segundos y sigue repitiendo hasta que se acaben los cinco minutos.

Eduardo Hernández

Eduardo Hernández

Déjanos un comentario